lunes, 15 de diciembre de 2014

Reseña: Mientras las princesas duermen - Elizabeth Blackwell

¿DE QUÉ TRATA?


Bastan cincuenta años para que las intrigas de palacio se conviertan en un cuento de hadas repleto de conjuros, princesas malditas y castillos encantados, y eso fue lo que pasó con La bella durmiente. Bien lo sabe Elise Dalriss, una humilde anciana que durante su juventud trabajó como dama de compañía de la taciturna reina Leonore y cuidó de su hija, la princesa Rose, de quien ahora los juglares dicen que durmió durante cien años.
“¡Ja! Sería un truco realmente hábil derribar a la hija del rey con un huso y verla revivir con un simple beso. A otros con esa historia…”, exclama Elise, protagonista de esta peculiar versión de La bella durmiente, una novela que está muy cerca de las debilidades humanas y muy lejos de las versiones edulcoradas del cuento. El afán de poder, las conspiraciones y el mal amor son ingredientes vitales en esta espléndida historia de mujeres que no quisieron quedarse quietas mientras esperaban la llegada del príncipe azul.


OPINIÓN
La historia comienza con Raimy, la bisnieta de la que sería nuestra protagonista, Elise.

Raimy le relata a su hermano pequeño la historia que todos conocemos de ‘’La bella durmiente’’, pero  nuestra protagonista, Elise sabe muy bien que esa no es la historia verdadera, pues ella la vivió, fue parte de ella. Siendo la doncella de la reina Lenore.

¿Cuál es la historia que conocemos?
-Tras una larga esterilidad un rey y su reina tienen una hija. Invitan a un festejo en honor de la niña a varias hadas que mediante encantamientos le otorgan dones positivos. Pero entonces irrumpe un hada que olvidaron invitar y furiosa, sentencia que al crecer la niña el día que cumpla quince o dieciséis años se pinchará con un huso y morirá. Pero una de las damas invitadas trata de romper  la maldición: la princesa se pinchará con un huso, pero en vez de morir dormirá durante una chorrada de años. Y se despertó con el beso ‘’del verdadero amor’’

¡Señores y señoras, déjenme decirles que la historia que conoceremos en el libro, (que se supone que es la verdad) se aleja bastante a la que conocemos!

[Rose (así se llama la princesa) nunca quedo dormida por cientos de años solo por pincharse con un huso]
Primero: Elise vive en una granja con su madre (ex doncella), su padre y muchos hermanos. Su madre comprensivamente siempre la hizo que inspirara a más, le enseño a leer y escribir.
Elise siempre ha anhelado algo, trabajar en el castillo como su madre.
Segundo: Tras la muerte de su madre y de sus hermanos, Elise decide abandonar el rancho en el que ha vivido toda su vida y a su padre, para ir en busca de trabajo en el castillo, su madre antes de morir le dio un nombre de una mujer. Llego al castillo buscándola y ella la ayudo con un puesto. Comenzando con lo básico, ósea, preocuparse que la chimenea tenga fuego, etc. Después de conocer a la infeliz reina Lenore, ambas simpatizan una con la otra, convirtiéndola en su dama de compañía.  

¿Por qué la reina sería infeliz? Su infertilidad tras fracasar durante varios años, ya perdió las esperanzas, esto tiene bastantes preocupados a todos, por no poder engendrar un heredero al trono. La tía del rey, le da unas sugerencias a la reina, van a rezar y hacer un sacrificio. Después de esto la reina anuncia que esta encinta.

Pero hay otra noticia, el destino decidió que el primogénito es mujer, no varón. Llamándola Rose

Ocurrió unos problemas y la tía del rey, Millecent fue la supuesta ‘’hada enojada’’ porque no la invitaron. Pero por otras razones lanzando un hechizo a la pequeña Rose, sus padres la cuidaron y de hecho quemaron todos los huso del reino.



Cabe de más mencionar que este libro está completamente recomendado, pues no le sobran ninguna página, mantiene buen ritmo y es una lectura bastante singular, porque conocemos esta historia que a mí en lo personal me gusta bastante, vista de una forma distinta.